RectoríaActividades y eventos ► Líderes universitarios reflexionaron sobre los desafíos actuales de la educación superior
English (United Kingdom)
Líderes universitarios reflexionaron sobre los desafíos actuales de la educación superior Imprimir E-mail

seminario-internacional-17082020-rectoria

La posibilidad de expandir el acceso a la educación, la necesidad de colaborar activamente en soluciones y repensar la forma de investigar fueron algunos de los temas analizados en el seminario internacional organizado por la Universidad Católica, que contó con expertos de Unesco, Universitas 21 y las universidades de Notre Dame y UC Davis.

 “La educación superior en la pandemia” fue el nombre del seminario internacional organizado por la Universidad Católica, que reunió a connotadas autoridades universitarias y expertos de Unesco, Universitas 21 y las universidades de Notre Dame y UC Davis. La instancia contó también con la presencia de los integrantes del Honorable Consejo Superior y académicos de la UC.

Entre los propósitos de la reunión estuvo el de reflexionar sobre el escenario actual y el futuro de la educación superior. “Quisimos generar un encuentro con socios y amigos internacionales para poder compartir experiencias y crear conjuntamente algunas respuestas frente a los desafíos globales actuales”, señaló Lilian Ferrer, vicerrectora de Asuntos Internacionales de la UC.

Junto con valorar el compromiso de la comunidad universitaria durante la actual coyuntura, el rector Ignacio Sánchez destacó el aprendizaje que se ha realizado producto de la pandemia. “Las palabras claves que han surgido durante esta pandemia son colaboración, flexibilidad, empatía y comprensión. Es muy importante ser flexible y adaptar nuestras decisiones a la realidad que estamos enfrentando”, manifestó el rector. Asimismo, agregó de cara al inicio del segundo semestre que mucha de la actividad será remota y que a partir de octubre, y si la realidad del país lo permite, se retomarán algunas actividades presenciales para grupos de alumnos de primer año y en el ámbito de la investigación, siempre resguardando el distanciamiento social.

Por otro lado, destacó el compromiso público de la UC y otras universidades chilenas para encontrar soluciones a la contingencia, como las que se han dado en el ámbito de la mesa social Covid-19 a través de equipamiento e insumos médicos, el desarrollo de una vacuna y las pruebas clínicas, protocolos éticos para la atención de pacientes, recomendaciones en el ámbito de la educación, economía y salud mental, entre otras iniciativas impulsadas.

Gary S. May, canciller de la Universidad de California en Davis, institución con la que la UC mantiene un estrecho trabajo colaborativo, resaltó la importancia de la cooperación en un mundo crecientemente globalizado e interconectado. “En tiempos de crisis la colaboración es muy importante y hay que trabajar con el gobierno, el sector privado y también la comunidad. Es por esta razón que anunciamos la semana pasada que vamos a participar en las pruebas clínicas de una vacuna contra el Covid-19 que está desarrollando Pfizer y BioNTech”, señaló May.

Además, subrayó el importante rol que deben cumplir las instituciones de educación superior en este tipo de coyunturas ofreciendo soluciones concretas, y que aparte de ofrecer una educación de calidad también deben proponer fórmulas para mitigar algunas de las desigualdades sociales que se exacerban en las pandemias, como ha ocurrido en muchos países, con grupos socioeconómicos muy vulnerables. “Esta pandemia también es una buena oportunidad para preguntarnos sobre cómo estamos educando y para desarrollar nuevos conocimientos y habilidades para los problemas que plantea el futuro mercado de trabajo”, añadió.

Bairbre Redmond, autoridad de Universitas 21, red de 27 universidades de 18 países (entre las que está la UC) abordó algunos de los desafíos que las instituciones de educación superior han debido enfrentar en el actual escenario, como la incertidumbre que genera la pandemia, la necesidad de aprovechar los recursos tecnológicos para mantener un buen nivel de enseñanza, el esfuerzo por mantener activa la actividad de investigación pese a las restricciones por distanciamiento social, enfrentar adecuadamente los recortes presupuestarios, entre otros. También hizo hincapié en atender oportunamente la salud mental de los integrantes de las comunidades universitarias. “Es muy importante preocuparse del bienestar de nuestros estudiantes, académicos y el personal de nuestras universidades, brindándoles el apoyo que requieren”, afirmó.

Redmond enfatizó además que las universidades deben reforzar su rol en el ámbito de la investigación, cuestión que además ha sido altamente valorado en las actuales circunstancias, avanzar en el enfoque multidisciplinario y también repensar los modelos para obtener recursos para la investigación y desarrollo de nuevo conocimiento.

El padre John I. Jenkins, presidente de la Universidad de Notre Dame, plantel con el que la UC mantiene una histórica relación, reflexionó sobre los múltiples efectos que la pandemia ha tenido no sólo respecto del tema financiero y la salud mental, sino que también en el ámbito del aprendizaje. La institución decidió el retorno paulatino de sus alumnos a fines de julio. “Las herramientas de aprendizaje remoto son extremadamente valiosas, llegaron para quedarse, pero la situación actual ha subrayado la importancia de unirse como un equipo e interactuar a nivel personal, por eso decidimos que nuestros estudiantes regresaran a nuestro campus. Es un tremendo desafío, pero la satisfacción de nuestros estudiantes ha sido muy palpable”, explicó. Jenkins también manifestó la dificultad que tienen las universidades para planificar en un mundo crecientemente incierto. Fue en esa línea que aludió a las tensiones políticas que se han dado entre los Estados Unidos y China y también a las problemáticas sociales que vive el país norteamericano en términos de la entrega de salud.

En tanto, Peter Wells, director de Educación Superior de Unesco, destacó la posibilidad que da la tecnología para incrementar el acceso de personas al estudio de manera remota. "Tenemos que sacar lo positivo de esta crisis y hemos aprendido una lección valiosa: podemos utilizar la tecnología para ampliar el acceso y enseñar y aprender en línea. Por supuesto, todavía tenemos una brecha digital que debemos abordar", dijo Wells. Añadió que hay muchas personas que no tuvieron la posibilidad de acceder presencialmente a un campus por razones familiares o de trabajo y que ahora sí podrían asistir de manera remota. “Creo que es la oportunidad para que las universidades no sólo ofrezcan estudios de pre o postgrados, pero otro tipo de cursos de educación superior. Hoy sabemos que la posibilidad está”, concluyó.

 

 

El Rector en la Prensa

Mapa del sitio

2020 | Pontificia Universidad Católica de Chile

Mesa central (56) (2) 2354 4000 - Correo: rectoria@uc.cl - Avda. Libertador Bernardo O'Higgins 340 - Santiago - Chile