Carta del rector: Gracias a los profesores y profesoras Imprimir

ninia-frente-al-computador

En una carta que publica El Mercurio, el rector Ignacio Sánchez destaca el trabajo y la dedicación de los profesores y las profesoras -junto al esfuerzo de los estudiantes y sus familias- para realizar las clases a distancia. Dice que este vínculo debe ser cada vez más estrecho para generar una mejor educación de los niños en Chile. “Lo que estamos viviendo será un aprendizaje muy importante para el desarrollo curricular de los estudiantes que se preparan para formar a las nuevas generaciones”, advierte. Los invitamos a leer esta carta.

“En estos meses de pandemia toda la vida personal y familiar se ha visto alterada, nuevas relaciones y actividades se han presentado como prioritarias. Nos parece muy difícil volver a tener la estructura que sosteníamos a principios de año en una serie de actividades cotidianas. Una de ellas se relaciona con la educación de nuestros hijos. Debido a que no ha sido posible tener clases presenciales, los objetivos educacionales y la rutina escolar han cambiado de manera significativa, con un amplio llamado a colocar el foco en lo primordial.

En esta tarea de realizar las clases a distancia, -junto al esfuerzo de los estudiantes y sus familias-, hay que destacar el trabajo y dedicación de los profesores y profesoras de nuestro país. A nivel escolar, tanto en la educación primaria como secundaria, -y también por supuesto a nivel de educación superior-, los docentes han dado muestra de su dedicación, compromiso, deseos de actualización y perfeccionamiento de sus competencias, para estar a la altura del desafío de enseñar y guiar de manera cercana a nuestros niños, niñas y estudiantes adolescentes.

Hemos conocido el esfuerzo en la preparación de clases virtuales, de trabajos en grupos, en la implementación de contenidos en la televisión educativa y también en las redes de información con padres y apoderados. Experiencias de colegios vulnerables demuestran que la relación de los padres con los profesores se realiza a través de mensajes de texto y WhatsApp para tener una comunicación directa en beneficio del mejor aprendizaje de los niños. Hay varios testimonios que destacan el acompañamiento y comprensión mutua en estos momentos de excepción.  

Este camino de diálogo estrecho con las familias debe fortalecerse, ya que en la educación escolar la relación con los padres es prioritaria y debe ser uno de los aspectos positivos que nos deje la pandemia. Este vínculo debe ser cada vez más estrecho para una mejor educación de los niños en Chile. Lo que estamos viviendo será un aprendizaje muy importante para el desarrollo curricular de los estudiantes que se preparan para formar a las nuevas generaciones”.