Luis Poirot oficializa la cesión de los derechos de su archivo fotográfico a la UC Imprimir

rector-ignacio-sanchez-luis-poirot

Un ojo clave en el registro de la escena teatral chilena y del Chile de la UP, el fotógrafo Luis Poirot se reunió este martes con el rector Ignacio Sánchez y autoridades académicas para firmar un convenio histórico: la universidad ahora tendrá los derechos de su archivo, de 1964 a 2017, reunido en una investigación liderada por María de la Luz Hurtado de la Escuela de Teatro.

Con la presencia de su familia, académicos UC y el rector Ignacio Sánchez, el fotógrafo Luis Poirot llegó hasta el comedor de Rectoría de Casa Central para cumplir con algo que todos allí esperaban ver materializado: la firma oficial con la que el destacado artista visual cedería a la Universidad Católica los derechos de su archivo fotográfico por 5 años.

"En una época donde la crisis de confianza es transversal, esto nos honra", enfatizó Sánchez. Y agregó: "Uno puede tomar distintas opciones con su obra, y este acto de generosidad de Luis Poirot nos compromete al cuidado y proyección de este tesoro cultural".

Alrededor de una veintena de personas se reunió para la celebración de este convenio, el cual fue posible luego del trabajo de investigación que lideró María de la Luz Hurtado, directora del Programa de Investigación y Archivos de la Escena Teatral UC. 

La académica estuvo durante tres años analizando junto a Luis Poirot su archivo de imágenes, revisando su obra para generar una memoria que daría pie a cinco documentales y a una muestra titulada “Luis Poirot ¿Dónde está la fotografía? 1964-2017”, expuesta en 2018 en el Museo Nacional de Bellas Artes.

"Hoy ocurre algo trascendental. Tuvimos la oportunidad, gracias a su generosidad infinita, de inmiscuirnos en el archivo de Luis Poirot. Pocas veces se tiene la chance de trabajar mano a mano con un fotógrafo, viendo cada uno de los elementos de su archivo, y qué temas sobresalían. Partimos con el archivo de teatro, pero finalmente cada pieza suya contaba con esa dramaticidad teatral, porque Luis ha estado muy expuesto a las amenazas tanto de su archivo como de la vida”, dijo María de la Luz Hurtado.

Esas palabras dieron inicio a una ceremonia que, aunque breve, no se quedaría en la mera formalidad de la firma de este convenio. Todos los presentes, especialmente Poirot, irían más allá de las frases de agradecimiento, para dar cabida a una reflexión sobre su obra.

 

Volver a casa

Luego de destacar el énfasis multidisciplinario y de impacto cultural que la UC está potenciando en el último tiempo, recordando entre esos esfuerzos el reciente traspaso de la radio Beethoven a esta casa de estudios, el rector Ignacio Sánchez profundizó en el significado que tiene para esta comunidad la obra de Poirot.

Con autoridades presentes como el decano de la Facultad de Comunicaciones, Eduardo Arriagada, y el decano de la Facultad de Artes, Luis Prato, la mesa del comedor de Rectoría reunió también al grupo interdisciplinario que trabajó en este rescate del archivo fotográfico de Poirot.

La académica Hurtado contó que debido a amplia experiencia de vida de Poirot, pareció necesario que la cesión fuera discutida en forma interdisciplinaria. Desde allí nació el proyecto de la Vicerrectoría de Investigación, y la Dirección de Artes y Cultura, llamado Archivo Fotográfico Luis Poirot, rescate de la memoria amenazada.

"Lo que vemos aquí es un trabajo en equipo, con la colaboración de Marcela Cornejo de Psicología, Susana Foxley de Comunicaciones, Joseph Gómez de Historia, y los estudiantes de la Facultad de Artes, Hugo Osorio y Montserrat Cárdenas”, contó María de la Luz Hurtado.

Tras la exhibición de un segmento de los documentales que se realizaron con esta investigación, vendría la firma efectiva de este convenio, no sin antes oír al propio Poirot, quien llegó a la ceremonia con un estreno adicional. A pesar de lo que indica el nombre de la muestra, el fotógrafo cuestionaría una parte del título de esta exposición: para el artista, eso de "1964 al 2017" vendría con un asterisco después del punto final.

No era cualquier imagen. El registro correspondía a algo que el fotógrafo enmarca dentro de los episodios más claves que le ha tocado presenciar en Chile. "He sido testigo durante mucho tiempo de la historia de nuestro país. Voy a cumplir 80 años, y este momento es el más intenso que me ha tocado vivir", dijo, alzando una foto en su característico blanco y negro, tomada durante los días posteriores al 18-O.

"El 25 de octubre salí a la calle, pese a mi salud. Nos han inundado con imágenes de violencia, pero en esa foto lo que vi fue un momento en que la voz de la cultura se estaba expresando. Víctor estaba vivo en ese momento", aseguró Poirot.

Después de que todos tuvieran el tiempo de apreciar esta nueva pieza que ahora se suma a la muestra, el artista visual y el rector Ignacio Sánchez finalizaron la firma del convenio, con el cual esta obra pasa a incorporarse al archivo de la Facultad de Artes, y a disposición de la universidad para colaborar en la difusión del trabajo de Poirot y su proyección al público.