Políticas públicas, aprendizajes desde nuestra trayectoria Imprimir

estudiante-madera-rectoria

Analizar el  trabajo realizado en estas casi dos décadas por el Centro de Políticas Públicas es un ejercicio necesario para entender mejor cómo se ha configurado nuestro país en los últimos años, así como vislumbrar los desafíos futuros. “Si queremos incidir en mejores políticas públicas para Chile, entonces el Centro  -y la universidad- debe ser capaz de adaptarse a estos nuevos escenarios”, señala el rector.

Las universidades son un espacio privilegiado para observar cómo cambia la sociedad, sus necesidades, intereses y desafíos. En este ámbito, el rector Ignacio Sánchez escribió una columna que reproduce diario La Tercera en su edición de este 4 de septiembre. En ella suscribe que el compromiso de la UC, desde su fundación, ha sido contribuir al desarrollo de Chile y de todos sus habitantes, por lo que siempre está atenta a los cambios que ocurren para abordar los nuevos desafíos. Una de las formas de ejercer esta vocación, apunta, se concretó con la creación de un programa de políticas públicas que sería la piedra fundacional para la constitución del Centro de Políticas Públicas UC, hace ya 17 años.

Como parte de su misión, el Centro ha fomentado el trabajo interdisciplinario de académicos de todas las facultades de la UC para abordar las principales problemáticas del país. En sus casi dos décadas de trayectoria, el Centro de Políticas Públicas ha logrado establecer un diálogo permanente de la academia con el sector público, el sector privado y la sociedad civil. Así, “ha consolidado una metodología en la que la articulación de los actores que son clave en su labor, le permite construir propuestas que incorporan distintas visiones y que apuntan a ser plausibles y aplicables en la realidad”, señala.

El carácter público de nuestra institución se demuestra en su quehacer diario, en la preocupación, compromiso, interés social y aporte al desarrollo del bien común. “Con convicción buscamos reforzar la importancia que tiene para la UC ser un espacio donde la formación, la creación y transferencia de nuevo conocimiento –inspirada en una concepción católica de la universidad–, están al servicio de la sociedad”, enfatiza la autoridad.  

Luego, sostiene que los cambios demográficos, el cambio climático y los desafíos de la sustentabilidad, la desigualdad, la crisis de confianza, la evolución del mercado laboral, el surgimiento de diversos movimientos sociales son sólo algunas de las profundas transformaciones que ha sufrido nuestro país. Los problemas que hoy afectan a nuestra sociedad son más complejos  y multidimensionales, “por lo que exigen formas innovadoras de abordar estos nuevos retos que van surgiendo”, postula. Con una mirada aguda de la realidad, el Centro aporta evidencias y propuestas que apuntan a la resolución de problemáticas que aquejan a distintos sectores de la ciudadanía en áreas tan diversas como educación, infancia, vivienda, salud y gestión de gobierno.

Analizar el trabajo realizado en estas casi dos décadas del Centro -manifiesta Sánchez- es un ejercicio necesario que permite entender mejor cómo se ha configurado nuestro país en los últimos años, así como vislumbrar los desafíos que deberemos enfrentar en el futuro. “Si queremos incidir en mejores políticas públicas para Chile, entonces el Centro –y la universidad– debe ser capaz de adaptarse a estos nuevos escenarios”, señala. El aniversario fue la ocasión para presentar un libro con reflexiones en torno a estas transformaciones y los aprendizajes obtenidos hacia los 20 años del Centro de Políticas Públicas UC, para poder hacer los ajustes necesarios para los siguientes veinte años.

Luego, dice que los desafíos para los próximos años incluyen grandes temas que es necesario abordar en profundidad. En primer lugar, la gestión pública con foco en la ciudadanía; se plantea el reto de fortalecer el sentido de comunidad, generando consensos que reparen la fractura de las instituciones de la sociedad y fomente la confianza entre las personas. “Esto debe ir acompañado de mayor transparencia en los procesos que rodean la elaboración e implementación de políticas públicas”, manifiesta. Segundo, una mayor inclusión y mejor convivencia; se debe avanzar en asegurar que los servicios públicos y las oportunidades sociales estén al alcance de todos, incluyendo eliminar brechas de género, la población migrante, los adultos mayores y población vulnerable. Tercero, desarrollo económico y social sostenible; se requiere fomentar la innovación y adaptarse a la cuarta revolución industrial que incluye el uso de nuevas tecnologías automatizadas. “La formación de científicos, profesionales y técnicos debe alinearse con estos cambios”, dice.

En suma, precisa Sánchez, el Centro de Políticas Públicas en estos años ha hecho suya la misión de la universidad y ha contribuido a través de propuestas innovadoras e interdisciplinarias a impactar de manera significativa en el avance hacia una sociedad más justa, integrada y equitativa, en la que todos los habitantes puedan tener una mejor calidad de vida. “Estos son los grandes desafíos que se presentan para los próximos años de aporte y trabajo del Centro. Los asumimos con convicción y alegría”, concluye la autoridad académica.

 

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Dirección de Comunicaciones