El llamado a la reflexión, a la paz y a la esperanza Print
There are no translations available.

Encuentro san joaquin-rectoriA

Frente a lo que hemos vivido en estas tres semanas,  según el rector,  debemos preguntarnos ¿cómo reaccionar?, ¿qué caminos seguir?, ¿cuál debiera ser nuestra actitud? Estas preguntas son para el gobierno, el mundo político,  los académicos,  los representantes de diversas instituciones de la sociedad civil, entre otros. Sin embargo, dice, “también estas preguntas las tenemos que meditar y reflexionar al interior de cada uno de nosotros”. 

Estas semanas hemos estado inmersos en las noticias, acontecimientos y efectos de la crisis social más importante de los últimos 30 años. “Hemos sido testigos de manifestaciones pacíficas y de expresiones de la ciudadanía que han demostrado un descontento profundo frente a situaciones de inequidad, de abuso y de injusticia que se han repetido de manera constante, sin que la sociedad note cambios en el sistema”, apunta el rector Ignacio Sánchez en una columna que publica Emol este 7 de noviembre.

Además, dice que hemos visto una violencia inusitada, con pérdida de vidas, con agresiones a carabineros y a civiles, junto a casos de violación de los derechos humanos que se están investigando. Estos actos violentos también han destruido bienes públicos y privados, dejando secuelas que afectan de manera importante la vida diaria de nuestra población, en especial la más vulnerable. Las dependencias de la UC no han estado al margen de esos hechos, por lo que hemos tenido que enfrentar hechos muy complejos que han puesto en riesgo la integridad personal de miembros de nuestra comunidad, junto al patrimonio e infraestructura de la universidad. “Todos estos hechos por supuesto conmueven, inducen temor en la población y producen incertidumbre en el futuro”, comenta.

Y luego reflexiona: “Frente a lo que hemos vivido en estas tres semanas, debemos preguntarnos ¿cómo reaccionar?, ¿qué caminos seguir?, ¿cuál debiera ser nuestra actitud? Estas preguntas se las hacemos al gobierno, al mundo político, a los académicos, a los representantes de diversas instituciones de la sociedad civil, entre otros. Sin embargo, también estas preguntas las tenemos que meditar y reflexionar al interior de cada uno de nosotros”.

Además, sostiene que le parece que este debe ser un tiempo de diálogo, escucha activa y reflexión para conocer qué sentimos, lo que nos duele, lo que nos asusta y los miedos que tenemos. Debemos entender que el trabajo por la paz social y la resolución de los conflictos se deben canalizar por medio de las herramientas e instituciones que la sociedad nos entrega. Todo esto debe realizarse dentro del marco legal e institucional del país. “Es tiempo de cuidar el lenguaje y de un mayor respeto por las opiniones ajenas. Es tiempo de escuchar y ponerse en el lugar del otro, para entenderlo mejor”, afirma la autoridad.

“Es tiempo de paz, de cuidar nuestras acciones y de velar por quien está frente a mí. No podemos continuar con la violencia verbal, en redes sociales, violencia física y destructiva ni de ninguna otra forma. Siempre la violencia trae más violencia. Solo la paz y la justicia nos traerán un nuevo Chile, que se base en el respeto a la vida y a la dignidad de cada una de las personas que habitamos esta maravillosa tierra”, argumenta Sánchez.

Según dice, también debe ser un tiempo de esperanza en un futuro mejor. “Tenemos la gran oportunidad de poder resolver conflictos e inequidades que se han acumulado durante muchos años y que en este momento se unieron para producir este verdadero estallido social”, subraya. Las propuestas y la implementación de las soluciones las debemos hacer entre todos, en conjunto, dentro de nuestra institucionalidad, cuidando la democracia que tanto nos costó recuperar. Y luego enfatiza que  “estos son desafíos que debemos asumir entre todos, para poder alcanzar un nuevo acuerdo país, con bases más justas y humanas, centrado en la persona y en su dignidad”.

 

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Dirección de Comunicaciones