RectoryActivities and Events ► Claustro académico analizó la identidad y misión de las universidades católicas
Español (spanish formal Internacional)
Claustro académico analizó la identidad y misión de las universidades católicas Print E-mail
Tuesday, 22 November 2011 00:00
There are no translations available.

claustro
Más de 180 docentes de 20 unidades académicas se reunieron para poner en común las reflexiones que han venido realizando en torno a la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae. La actividad fue presidida por el arzobispo de Santiago y Gran Canciller de la UC,  monseñor Ricardo Ezzati y el rector Ignacio Sánchez.

 

El claustro académico en torno a Ex Corde Ecclesiae fue  el momento para plantear libremente los comentarios que los profesores tenían sobre este texto, en el cual ya llevan un tiempo trabajando en su aggiornamento, de acuerdo a una petición realizada por la Iglesia. En la actividad los docentes fueron presentando sus aportes, dudas y preguntas los que fueron respondidos o comentados tanto por el Gran Canciller de la Universidad, monseñor Ricardo Ezzati como por el rector Ignacio Sánchez.

Las mayores preocupaciones de los académicos estuvieron centradas en cómo en el trabajo ofrecer una antropología de sentido y no dejarse guiar por una antropología instrumental donde los criterios dominantes son la eficacia, la productividad y la competitividad. Cómo insertarse mejor en la realidad nacional en todas sus expresiones, cómo ser modelos formadores, cómo convivir con ciertas nociones que impone el mundo actual, entre otros aspectos.

El encuentro se inició con un saludo del rector,  quien entregó el contexto del trabajo que se ha venido realizando y su evolución hasta este claustro. Por su parte,  monseñor Ezzati abordó -con iluminadoras palabras-, los aspectos sobre los cuales una universidad debe centrarse y también los desafíos que estos implican.

Desde el  2010, y a raíz de vigésimo aniversario de la promulgación de esta encíclica del beato Juan Pablo II en la Universidad,  se ha venido trabajando en el documento y en su puesta al día, a petición del Secretario de la Congregación para la Educación Católica, monseñor Jean Louis Bruguès.

Según señaló el rector en sus palabras iniciales,  “la idea de efectuar una revisión de Ex Corde Ecclesiae, documento fundamental para las universidades católicas, surgió en marzo de 2009, cuando monseñor Jean Louis Bruguès, nos visitó aquí en esta casa central. En la oportunidad, Monseñor Bruguès invitó a las universidades católicas a colaborar con una especie de aggiornamento del texto de la encíclica’’.

Es así como en octubre de 2010, se realizó el seminario “La UC a 20 años de Ex Corde Ecclesiae”, en el que se reunió la comunidad universitaria junto a un grupo de académicos para conmemorar este aniversario. Luego,  Pastoral hizo una edición especial del documento para trabajar en su revisión. Para fomentar el diálogo y el análisis en estos últimos meses se plantearon dos preguntas claves: ¿Cómo vivimos nuestra identidad? y ¿Cómo realizamos nuestra misión? Se buscó levantar un diagnóstico sobre estas interrogantes a nivel personal, por unidad e institucional.

“Cada cultura es portadora de una semilla de Dios’’

Monseñor Ricardo Ezzati por su parte destacó “que la Iglesia ha nacido del Corazón de Cristo y la Universidad nace del corazón de la Iglesia. La Iglesia no se anuncia a sí misma, no tiene como objetivo el propio desarrollo sino que existe para anunciar y hacer presente el Reino. Nace del Corazón de Cristo para ser continuidad en la historia de la misión, de la presencia de Jesucristo en la historia. Creo que esta perspectiva nos ubica en el verdadero horizonte, la Universidad nace de una iglesia que se sabe no meta sino mediación del Corazón de Cristo, de Dios mismo’’.

“La universidad está llamada a realizar su tarea en el ámbito que le es propio, una universidad no es el púlpito de una iglesia; una universidad no es un centro juvenil, donde se vive y experimenta el crecimiento; una universidad no es una parroquia’’.  Añadió que “el  gaudium de veritate"  de San Agustín establece muy bien lo que es la tarea de la universidad católica. “Una universidad es un centro que goza en la búsqueda de la verdad y que quiere llegar a la verdad con mayúscula, superando en esta tarea posibles dualismos y logrando constantemente síntesis nuevas’’.  

“Cada tiempo, cada época, requiere de nuevas síntesis. Porque si la verdad de Dios es una verdad revelada que conocemos, pero que al mismo tiempo requiere una profundización constante, el poner en diálogo la revelación perenne de Dios que es ayer, hoy y siempre con una cultura que es cambiante por naturaleza, desafía sin duda alguna la identidad de una universidad como la nuestra’’.

Por esto es que el Gran Canciller señaló que la Iglesia necesita de nuevos Justinos -haciendo alusión a san Justino- y añadió: “Creo que hoy día la Iglesia, el Evangelio, necesita de muchos nuevos Justinos frente al cambio de época que estamos viviendo, la Universidad debiera ser como una usina donde esta traducción del mensaje perenne del Evangelio llegue a la experiencia del hombre y mujer contemporánea, al lenguaje contemporáneo, entendiendo por lenguaje no sólo la forma material de expresar sino la manera de ubicarse y de comprenderse frente a la historia’’.

En referencia al tema de la calidad de una universidad monseñor Ezzati dijo: “Nosotros sabemos muy bien que la calidad de una universidad no satisface su vocación simplemente entregando o buscando contenidos, buscando responder a las exigencias tecnológicas del momento. La Universidad Católica está llamada a cultivar una antropología de sentido, una antropología de significado, y que ponga al servicio de esta antropología de significado y sentido toda la instrumentalidad de la cual es capaz como institución dedicada al saber y a la investigación’’.

Uno de los desafíos de una niversidad católica, sostuvo el Gran Canciller, es “ofrecerle a nuestra sociedad, especialmente a nuestros jóvenes,  el sentido y significado de la vida y que sin duda alguna no renuncia a lo que es instrumental porque lo instrumental bien llevado adelante, el trabajo bien hecho, es también revelación de lo que es una antropología de sentido, del hombre creado a imagen y semejanza de Dios. Sería demasiado pobre  que nuestra Universidad simplemente sirviera como instrumento y saciara el hambre y la sed de instrumentalidad que nuestra sociedad tiene y no fuera capaz de ofrecer el significado más profundo de la vida, el significado que da belleza, verdad a la vida, que da plenitud, que da experiencia de comunión en la vida’’.

Un segundo desafío señalado por monseñor Ezzati  es lograr que una Universidad Católica sea un espacio, una experiencia donde la fe y la razón entren en un diálogo fecundo para buscar el bien de la sociedad y desarrollo más pleno del hombre. “Benedicto XVI  llega a decir que la una refuerza a la otra, fe y razón son las dos alas con las cuales el ser humano -y una universidad católica- está llamada a volar muy alto. Aquí entra el desafío del diálogo porque sin duda estamos viviendo un tiempo donde el pluralismo, también religioso, es parte de la cultura de hoy (…)  La Universidad tiene que ser un espacio donde profesores y alumnos puedan dialogar en la búsqueda de la verdad. Y en ese sentido quisiera destacar la valoración que como Universidad Católica estamos llamados a dar a la cultura contemporánea. Cada cultura es portadora de una semilla de Dios y es importante valorar esa semilla de Dios presente en la cultura’’.

Monseñor Ezzati destacó la importancia de entrar en diálogo con la cultura. “Sabemos que el diálogo no es el punto medio entre la verdad y la mentira sino que es la búsqueda honesta, sincera, de la verdad, partiendo de la convicción que ninguno de nosotros es poseedor de la verdad sino que todos somos mendigos de la verdad. Y esto es esencial en la vida y en experiencia de una universidad’’.  

Concluyó sus palabras diciendo que “no son desafíos pequeños, porque no se trata de mejorar aspectos externos de la Universidad, se trata de ubicarse en la perspectiva que la Iglesia nos pide en el servicio indispensable que la Universidad Católica está llamada a prestar a la sociedad, al mundo entero, y en especial a los jóvenes’’.

Información periodística:

Magaly Arenas, periodista, This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

The President in the News

prev
next

El Mostrador. Rector UC: Crisis social y el rol de las universidades

2/12/2019 | Hits: 21

Opinión El Mostrador. Rector UC: Crisis ...

Read more

Diario El Mercurio. Rector UC: Encuentro en la Alameda

30/11/2019 | Hits: 28

Carta al director Diario El Mercurio. ...

Read more

Diario La Tercera. Rector UC: La paz, fruto del respeto a la dignidad

30/11/2019 | Hits: 18

Carta al director Diario La Tercera. ...

Read more

Diario Austral de Los Ríos. Rector UC: Una crisis descentralizada

30/11/2019 | Hits: 19

Opinión Diario Austral de Los Ríos. ...

Read more

Diario Austral de Osorno. Rector UC: Una crisis descentralizada

30/11/2019 | Hits: 29

Opinión Diario Austral de Osorno. Rector ...

Read more

El Diario de Atacama. Rector UC: Una crisis descentralizada

30/11/2019 | Hits: 17

Opinión El Diario de Atacama. Rector ...

Read more

Diario El Líder. Rector UC: Una crisis descentralizada

30/11/2019 | Hits: 18

Opinión Diario El Líder. Rector UC: ...

Read more

Diario El Llanquihue. Rector UC: Una crisis descentralizada

30/11/2019 | Hits: 20

Opinión Diario El Llanquihue. Rector UC: ...

Read more

Mapa del sitio

2018 | Pontificia Universidad Católica de Chile

Mesa central (56) (2) 2354 4000 - Correo: rectoria@uc.cl - Avda. Libertador Bernardo O'Higgins 340 - Santiago - Chile