RectoríaActividades y eventos ► Arquitectos UC entregaron a la Municipalidad de Santiago el plano de la ciudad en 1910
English (United Kingdom)
Arquitectos UC entregaron a la Municipalidad de Santiago el plano de la ciudad en 1910 Imprimir E-mail
planosJosé Rosas, decano de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudio Urbanos, destacó que la cantidad de edificios y obras que se inauguran en el Centenario es notable y habría que celebrar esa capacidad de la sociedad para realizarlos.
Hace 100 años en Santiago la República fue celebrada con la emergencia de una arquitectura pública monumental, constituida por edificios, espacios públicos, infraestructuras viarias y redes de servicio que han iluminado e incubado los desarrollos contemporáneos. La población cercana a los 300 mil habitantes, se localizaba principalmente en el área urbana definida por lo que hoy se conoce como anillo de circunvalación y ocupaba unas 5 mil 800 hectáreas frente a las 60 mil que hoy tiene la ciudad. El sistema de ferrocarriles y tranvías permitían una alta movilidad interna y una alta accesibilidad de la población a los diferentes sectores de la ciudad.

Hasta ahora toda esta información que permite configurar el plano de Santiago de 1910, cimiento de la actual metrópolis, estaba dispersa. El plano general levantado en 1889 y 1890 por el ingeniero Alejandro Bertrand se extravió. Pero la recolección y superposición de diversas capas de información dispersa entre distintas fuentes realizada por un equipo de arquitectos de la Universidad Católica permitió la elaboración de un nuevo plano de la ciudad en el Centenario. La investigación -que es el resultado del proyecto Fondecyt Santiago 1910. Construcción planimétrica de la ciudad premoderna. Transcripciones entre el fenómeno de la ciudad física dada y la ciudad representada- fue entregada oficialmente por sus autores a la Municipalidad al alcalde Pablo Zalaquett, y a la UC, al rector Ignacio Sánchez.

El trabajo fue desarrollado desde el año 2008 por los profesores José Rosas, Wren Strabucchi, Germán Hidalgo, Ítalo Cordano y Lorena Farías, y un grupo de arquitectos jóvenes con el apoyo de la Dirección de Obras Municipales de Santiago. En él se integran en una única cartografía los edificios públicos y privados, la infraestructura férrea, la subdivisión de los predios, el contexto rural y el espacio público y áreas verdes, entre otros.

El decano de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudio Urbanos, José Rosas, quien lideró la investigación, explicó que a principios del siglo XX el centro de Santiago adquiere una primacía urbana en el contexto general de la ciudad y registra la consolidación de una serie de sectores que son los que hoy le otorgan competitividad global a la metrópolis. "Santiago cabe en el ranking internacional de competitividad como una ciudad que aspira a ser de clase mundial justamente porque hay sectores que en ese período se cristalizan como sectores muy especializados. Por ejemplo, el parque Forestal y el sector de Mapocho y el Mercado", señaló.

Destacó la gran influencia que en este proceso de especialización de la trama y transformación edilicia tuvo el plan de alcantarillado y agua potable, que renovó la mayoría de calles y avenidas y estableció nuevas líneas de edificación y normativas. El parque Forestal, la canalización del río Mapocho y una serie de obras emblemáticas deben su construcción a este importante plan.

También resalta en el período la alta proporción de espacios públicos en relación con el área construida y que conforman una red de avenidas, paseos, plazas y parques que se vincula con equipamientos de cines y teatros.

Los barrios más emblemáticos eran Brasil, Portales, República, España y Dieciocho, entre otros, que, en muchos casos, convivían con sectores residenciales de menores ingresos, medios y bajos. Sin embargo, los sectores pobres generalmente se localizaban hacia los límites del anillo de circunvalación donde funcionaban los mataderos y las industrias.

Rosas destacó que la cantidad de edificios que se inauguraron en el Centenario es notable y habría que celebrar esa capacidad de la sociedad para realizarlos. "Podríamos afirmar que el urbanismo era una condición de la arquitectura, y que estas dos dimensiones estaban articuladas con operaciones de paisaje, ingeniería de transporte, ingeniería hidráulica, y planificación urbana y territorial. Es decir, era un momento culturalmente tan significativo que muchas disciplinas consistían integradamente en un solo plano", señaló.

Por lo tanto, agregó que la ciudad de Santiago este Bicentenario es sin lugar a dudas deudora de lo realizado en este período. "Quizás deberíamos preguntarnos qué hemos hecho nosotros para equivaler la acción de los anteriores. Pero de todas maneras esto se debe celebrar por lo que aquí, los que hemos hecho este trabajo en conjunto con la Dirección de Obras Municipales, realizamos este sentido homenaje a las generaciones previas que lo han hecho posible" , sostuvo.

 

El Rector en la Prensa

Mapa del sitio

2018 | Pontificia Universidad Católica de Chile

Mesa central (56) (2) 2354 4000 - Correo: rectoria@uc.cl - Avda. Libertador Bernardo O'Higgins 340 - Santiago - Chile